2017 · 07 · 27 • Fuente: Palestinian BDS National Committee (BDS) / Traducción: Palestinalibre.org

¡Boicotear G4S!: Global Security Company G4S profundiza sus vínculos con el apartheid israelí

G4S, la compañía de seguridad más grande del mundo, está entrenando activamente a las fuerzas policiales israelíes que actualmente atacan a los palestinos en Jerusalén.

G4S, la compañía de seguridad más grande del mundo, está entrenando activamente a las fuerzas de policía israelíes que actualmente atacan a los palestinos en Jerusalén. FST Biometrics, la compañía que espera suministrar las cámaras de vigilancia inteligentes que Israel planea instalar en las puertas de la Mezquita Al-Aqsa (ya instalada en la Puerta de Mughrabi), es socio de AMAG Technology, una compañía de propiedad de G4S.  La evidencia en video muestra autos con el logo de G4S suministrando los sistemas de seguridad usados ​​por el gobierno israelí para restringir el acceso palestino a la mezquita de Al Aqsa.

 

En este momento crítico, el Comité Nacional Palestino BDS (BNC), el liderazgo palestino del Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), da la bienvenida a las amplias movilizaciones en todo el mundo para responsabilizar a G4S de sus violaciones de los derechos humanos palestinos. 

El acrecentamiento de la represión de Israel, incluyendo los ataques sistemáticos de la policía israelí y las empresas privadas de seguridad contra los palestinos y la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén, aumentan la urgente necesidad de presionar al G4S para que termine con su complicidad en las violaciones israelíes del derecho internacional y los derechos humanos palestinos.

El movimiento mundial BDS ya ha logrado presionar a G4S para que ponga fin a sus acuerdos con el servicio penitenciario israelí. No podemos permitir que la corporación continúe su complicidad con las fuerzas policiales israelíes y su represión contra los palestinos.

Campaña Stop G4S

El lanzamiento en 2012 de una campaña internacional para boicotear a G4S ejerció fuertes presiones sobre la compañía para poner fin a su complicidad con las violaciones por parte de Israel del derecho internacional.

Entre los intereses corporativos de G4S en Israel estaban significativos contratos de seguridad con prisiones israelíes, donde los palestinos son torturados, y suministrar equipos y servicios a los checkpoints (puestos de control  militar) de ocupación israelíes y asentamientos ilegales construidos sobre tierras palestinas robadas.

Después de que las efectivas campañas de BDS costaran a G4S millones de dólares en contratos, la compañía anunció su intención de desinvertirse del mercado israelí, con el objetivo de extraerse de lo que el Financial Times denominó "trabajo dañino para la reputación".

En diciembre de 2016, G4S finalmente vendió por completo su filial israelí, G4S Israel, a un fondo de capital israelí llamado FIMI, junto con los contratos cómplices apuntados por el movimiento BDS. Al mismo tiempo, G4S reafirmó su compromiso de permanecer en el mercado israelí.

G4S sigue siendo cómplice

En los últimos meses se ha puesto de manifiesto que G4S tiene la intención de seguir siendo profundamente cómplice del régimen de ocupación, colonialismo y apartheid de Israel a pesar de la venta de su filial israelí, que sigue comerciando bajo el nombre de "G4S Israel" y usa el logotipo de G4S.

Como lo confirmó Who Profits, G4S tiene el 50% de Policity Ltd., la compañía contratada por la policía israelí para construir y operar en la Academia Nacional de Policía de Israel, inaugurada en enero de 2015. Ubicada en un terreno de 55 acres en Beit Shemesh, la Academia combina todo el entrenamiento de la policía de Israel bajo un mismo techo, reemplazando a 20 instalaciones en todo el país.

Policity, la compañía perteneciente y operada por G4S, es responsable de por lo menos el 40% de la instrucción de entrenamiento de la policía israelí, que asciende a unas 40.000 horas en el contrato actual. La formación impartida por la Academia Nacional de Policía incluye control de multitudes, allanamientos, técnicas de interrogatorio, tiro al blanco y operaciones encubiertas, tácticas de represión dirigidas exclusivamente a los palestinos.

Policía israelí, pilar de la represión

Con su propiedad y operación de la Academia Nacional de Policía de Israel y la capacitación proporcionada a la policía israelí, G4S ha profundizado su participación en la represión de Israel contra los palestinos. La policía israelí desempeña un papel central en el avance de la anexión ilegal de Jerusalén oriental palestina, con su bien documentado historial de ataques diarios contra palestinos: la demolición sistemática de hogares palestinos y las expulsiones de residentes palestinos de la ciudad, el encarcelamiento de palestinos sin el debido proceso, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales que constituyen crímenes de guerra.

La policía israelí también hace cumplir el estatuto de segunda clase de los ciudadanos palestinos de Israel mediante tácticas violentas. En enero de 2017, la policía israelí mató a Yaakub Abu al-Qiyan durante una incursión matinal para destruir la aldea de Umm al-Hiran. El asesinato de al-Qiyan es coherente con el amplio desprecio por las vidas palestinas por una sectaria de la policía israelí que ve a los palestinos como un enemigo, ya sean palestinos que viven bajo ocupación militar en Jerusalén Este o palestinos con nacionalidad israelí.

Además, "G4S Israel"  ha suministrado los sistemas de seguridad utilizados por el gobierno israelí para restringir el libre acceso a la mezquita de al-Aqsa. FST Biometrics, la compañía que espera suministrar las cámaras de vigilancia inteligentes para ser instaladas en las puertas de al-Aqsa (ya instalada en la Puerta de Mughrabi), es socio de AMAG Technology, una compañía de propiedad de G4S.

El desprecio de G4S por el derecho internacional y su participación directa en violaciones flagrantes contra los palestinos está en línea con sus antiguos ataques y abusos contra los pueblos indígenas, los inmigrantes, las minorías, los negros y las personas de color en otros países.

Reforzar la campaña 'Stop G4S'

Desde Estados Unidos hasta Palestina, desde Sudáfrica hasta al Reino Unido, G4S está profundamente involucrado en el negocio de encarcelamiento masivo racista y abusos de los derechos humanos. Dada la evidencia innegable de la continua y profunda complicidad de G4S con la violación de los derechos humanos de los palestinos, el Comité Nacional Palestino BDS (BNC) pide una intensificación de la campaña Stop G4S.

Inspirado por las exitosas campañas que este año ya frustraron los contratos de G4S en Líbano, Ecuador y Estados Unidos, pedimos que se renueven las campañas de boicot y desinversión de G4S. En particular, hacemos un llamamiento a:

- Gobiernos y organismos públicos para excluir a G4S de licitaciones públicas, cancelar los contratos existentes y no conceder a la empresa nuevos contratos, de conformidad con las obligaciones del tercer Estado. Esto incluye un llamamiento a la ONU y organismos gubernamentales internacionales para poner fin a los acuerdos contractuales con G4S y condenar las actividades de la empresa en violación de los derechos humanos.

- Fondos de inversión, iglesias, organizaciones benéficas, sindicatos y otros accionistas para desinvertir sus participaciones de G4S e implementar políticas éticas de inversión que excluirían de las carteras de inversión a las compañías que apoyan las violaciones por parte de Israel del derecho internacional y crímenes de guerra

- Empresas privadas para evitar la adjudicación de contratos de seguridad con G4S y poner fin a los contratos existentes para sistemas de alarma, guardias de seguridad u otros servicios G4S.  

Fuente: Global Security Company G4S deepens ties with Israeli apartheid. Boycott G4S!

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.

Fuente: Palestinian BDS National Committee (BDS) / Traducción: Palestinalibre.org