2017 · 08 · 11 • Fuente: ElTiempo.com

Imágenes: La cruel lucha por sobrevivir sin energía en la Franja de Gaza

Esta crisis ha afectado la salud y el saneamiento debido a que las plantas de tratamiento de aguas residuales no funcionan, por lo que este líquido se vierte en el Mediterráneo.

Las temperaturas del verano en Medio Oriente se elevan por encima de los 35 grados Celsius. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Gaza vive el pico del verano con un promedio de 35 °C, con altas temperaturas y una crisis de electricidad que data de abril pasado, afectando sobre todo a los más vulnerables, en particular a aquellos que necesitan asistencia médica, además existen las secuelas de las ofensivas israelíes y el aumento de la pobreza.

Los habitantes de Gaza, inmersos también en una dura guerra, luchan para mantenerse frescos en medio de una crisis de energía. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Menos de cuatro horas de electricidad tienen al día, además del casi nulo acceso a ventiladores y aires acondicionados. Los vendedores también se han visto afectados pues la gente se ha volcado a las baterías y a otras alternativas más económicas. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Esta crisis ha afectado la salud y el saneamiento debido a que las plantas de tratamiento de aguas residuales no funcionan, por lo que este líquido se vierte en el Mediterráneo. Según funcionarios locales de medio ambiente, alrededor del 75 por ciento del agua de mar está contaminada. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Nadar allí con frecuencia deja a los niños con inflamaciones de la piel y con quejas abdominales, dicen los padres. Foto: Mohammed Salem / Reuters

"Cuando nos cansamos, paramos un poco antes de empezar a echarnos aire de nuevo. Lo hacemos todo el día", dijo Jihan Abu Mehsen, un ciudadano de la zona. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Con la esperanza de presionar al grupo islamista Hamás para que abandone el control de Gaza, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, redujo los pagos de su administración a Israel por la electricidad que suministra a Gaza. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Algunos residentes, en medio de la crisis, han abandonado los colchones húmedos, prefiriendo el frío relativo de los suelos. Foto: Mohammed Salem / Reuters

En la ciudad de Khan Younis, ubicada al suroeste de la Franja de Gaza, una mujer baña a sus hijos en un balde en la calle. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Ahora, bandejas de plástico y trozos de cartón se usan como ventiladores de mano. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Los hospitales y otras instalaciones de salud se han conformado con generadores de respaldo. Pocos palestinos comunes tienen esa opción. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Para la ciudadana Sabah Joudah, una excursión familiar a la playa es casi una decisión forzada, incluso con la contaminación. "Es verano y no hay electricidad, no hay agua y no hay ventiladores trabajando en nuestros hogares, es muy duro, muy duro", aseguró. Foto: Mohammed Salem / Reuters

Fuente: ElTiempo.com