2018 · 03 · 13 • Fuente: Sputnik Mundo

Un acuerdo de última hora evita la caída del gobierno de Netanyahu

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, logró un acuerdo de última hora que evitará la caída del gobierno que se sostiene gracias a una abigarrada coalición de partidos nacionalistas y religiosos.

El acuerdo fue negociado por Netanyahu a varias bandas y permite salvar la cara a los representantes de los partidos ultraortodoxos y de la derecha que se enfrentaban por un proyecto de ley sobre el alistamiento en el ejército de reclutas religiosos.

Netanyahu obró en las últimas horas a petición del ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, quien ha cedido en una cuestión de principios puesto que él era partidario de que todos los estudiantes de las escuelas rabínicas se incorporen a filas cuando les llegue el momento.

Netanyahu permitirá que una ministra del partido de Lieberman, Israel es Nuestra Casa, vote contra el proyecto de ley y no la cesará del gobierno, como debiera ser, sino que hará una excepción por una vez para que el gobierno no se caiga.

El proyecto de ley sobre el alistamiento de los estudiantes religiosos se votará por primera vez y saldrá aprobado en la Kneset, pero no se votará por segunda y tercera vez, como es preceptivo, hasta que se haya modificado en una negociación con el ministerio de Defensa.

Esta artimaña parlamentaria permitirá a su vez votar la ley de presupuestos para 2019 en las próximas horas, de manera que el ministro de Hacienda, Moshe Kahlon, no se vea obligado a dimitir y caiga el gobierno.

Los partidos religiosos habían dicho que votarían contra los presupuestos si no se eximía a los estudiantes religiosos del servicio militar.

Esta rocambolesca combinación permitirá a Netanyahu mantenerse en la jefatura del gobierno. La actual legislatura no expira hasta finales de 2019.

Fuente: Sputnik Mundo