2018 · 04 · 16 • Fuente: B'Tselem / Traducción: Palestinalibre.org

Colonos israelíes de Yitzhar atacan a los residentes de la aldea palestina de 'Urif

Todo esto fue realizado con la protección de los soldados israelíes, quienes además asesinaron a tiros a uno de los residentes e hirieron a un niño de 14 años

Aproximadamente a las 5:30 PM del 10 de marzo de 2018, un grupo de unos veinte o treinta colonos caminaron desde el asentamiento de Yitzhar hasta la aldea palestina de 'Urif, que se encuentra cerca de Nablus. Llegaron a la zona más oriental de las tierras de la aldea, que se encuentran a aproximadamente un kilómetro de distancia del asentamiento. Algunos de los colonos estaban enmascarados, portaban palos de madera y metal, y al menos dos portaban armas de fuego. Tres soldados israelíes armados escoltaron a los colonos.

En respuesta, "los residentes de 'Urif gradualmente empezaron a congregarse, hasta que finalmente se reunieron allí aproximadamente cien aldeanos. Durante los enfrentamientos que siguieron, los colonos arrojaron piedras a los palestinos, incluso con tirachinas, y los palestinos también lanzaron piedras a los colonos y soldados. Las dos partes estaban a unas pocas docenas de metros de distancia. Los soldados arrojaron granadas de aturdimiento a los palestinos y dispararon gases lacrimógenos, balas de metal recubiertas de goma y munición real.

Después de aproximadamente media hora los colonos se marcharon, y la mayoría de los aldeanos hicieron lo mismo. Los tres soldados permanecieron en el lugar, al igual que algunos jóvenes de la aldea, pero estos enfrentamientos gradualmente se calmaron. En ese momento, los soldados estaban en un lugar a unas decenas de metros del principal depósito de agua del pueblo: dos de ellos yacían en el suelo, apuntando con sus armas a los jóvenes que todavía estaban en la escena, y el tercer soldado estaba de pie. Algunos de los jóvenes se cubrieron detrás de una pequeña colina al lado del embalse y arrojaron piedras a los soldados desde allí. Otros jóvenes se escondieron detrás del embalse.

En un testimonio del investigador de campo de B'Tselem, Salma a-Deb'i, el 10 de marzo de 2018, AS, un trabajador de la construcción de 23 años, describió lo que vio ese día:

“Uno de los soldados nos disparó algunas balas reales. Retrocedimos y nos escondimos detrás de la valla del embalse. El tiroteo se detuvo y dos hombres salieron por detrás de la valla. Luego escuché dos disparos y vi a uno de los muchachos, HS, caer al suelo. Había recibido un balazo en el muslo. Los chicos lo recogieron y lo llevaron en coche a una clínica privada en el pueblo. El segundo tipo estaba tirado en el suelo. Al principio pensé que estaba tratando de evitar los disparos, pero cuando vi que no se estaba moviendo, me di cuenta de que podría estar herido. Corrí hacia él junto con otros muchachos. Él estaba a unos 30 metros de nosotros. Cuando lo recogimos estaba sangrando. Lo pusimos en un automóvil que pasaba y fuimos a la clínica del pueblo”.

'Omayr Shhadeh.  Foto cortesía de la familia

HS fue llevado en un automóvil privado al hospital en Nablus, donde descubrieron que había recibido un balazo en el muslo. Fue tratado y dado de alta al día siguiente. 'Omayr Shhadeh fue llevado en un automóvil privado y luego trasladado a una ambulancia de la Media Luna Roja que lo trasladó al hospital de Nablus, donde lo declararon muerto.

La investigación de B'Tselem muestra que los tres soldados permitieron que docenas de colonos ingresaran a la tierra del pueblo de 'Urif y luego tomaron parte con los colonos en los enfrentamientos subsiguientes, ofreciéndoles protección y disparando gas lacrimógeno, balas de metal recubiertas de goma y munición real a los palestinos. La investigación también encontró que uno de los soldados disparó y mató a 'Omayr Shhadeh, de 19 años, e hirió a HS, de 14 años, aunque ni el soldado ni sus compañeros estaban en peligro de muerte.

Al igual que en docenas de otros incidentes que han ocurrido, y continúan ocurriendo, en Cisjordania, los soldados una vez más protegieron a los colonos mientras se adentraban en tierras que pertenecen a los residentes palestinos y arrojaron piedras a los palestinos. Solo en febrero de 2018, B'Tselem documentó diez ataques violentos de colonos en la región al sur de la ciudad de Nablus, incluidos varios en los que los soldados respaldaron a los colonos. Los diez asaltos fueron recibidos con silencio por las autoridades israelíes, que sistemáticamente se abstienen de hacer cumplir la ley en el caso de que los colonos ataquen a los palestinos y a los soldados que permiten e incluso participan en tales ataques.

La ausencia de aplicación de la ley también es evidente en los casos en que los soldados disparan contra los palestinos, causando la muerte o heridas. Esta política de parte de las autoridades policiales militares y civiles significa que casi nunca se exige a los colonos ni al personal de las fuerzas de seguridad que paguen un precio por dañar a los palestinos. Sin un precio a pagar no significa disuasión, por lo que los ataques violentos, incluido el uso de la fuerza letal, continúan sin ser perturbados. Esta violencia es un componente clave en la capacidad de Israel para mantener su control violento sobre millones de palestinos en los últimos 50 años o más.

Fuente: Yitzhar settlers assault residents of Palestinian village of ‘Urif

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: B'Tselem / Traducción: Palestinalibre.org