2018 · 04 · 23 • Fuente: Clarín - Argentina

Fotos: Los 19 jóvenes amputados que dejaron la munición real israelí

El jefe de cirugía del Hospital Europeo explicó que los 19 jóvenes heridos por disparos con munición real han terminado con una amputación de miembros superiores o inferiores.

Mohammed Al-Ajorri, en un campo de refugiados de Gaza. Perdió su pierna derecha tras recibir un balazo. EFE

El gazatí Atalah Fayomi, de 16 años, dedicaba el tiempo a entrenar para ser futbolista profesional y se unió a las protestas en la Franja de Gaza sin intuir que su participación terminaría con su sueño tras la amputación de una de sus piernas por las heridas provocadas por fuego israelí.

"Cuando me dispararon, no sabía que después de tres días la perdería", asegura desde el hospital de Shifa este joven que recibió de un tirador del Ejército israelí un disparo en la pierna derecha el pasado 13 de abril, tercer viernes consecutivo de manifestaciones en el enclave.

Desde el departamento ortopédico del principal centro hospitalario, en Gaza capital, donde fue ingresado aquel día necesitado una cirugía urgente, su familia asegura que Israel denegó los permisos para trasladarlo a Cisjordania o un hospital israelí para recibir el tratamiento adecuado.

Mohammed Al-Ajorri se está acostumbrando a caminar sin una de sus piernas. Triste resultado tras participar de una protesta en la frontera. EFE

Fayoumi no es el único caso. El doctor Samir Abu Sneima, jefe de cirugía del Hospital Europeo, en el este de Gaza, explica que 19 casos de jóvenes heridos por disparos con munición real han terminado con una amputación de miembros superiores o inferiores.

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó este sábado que se han encontrado "heridas de bala inusualmente graves y de consecuencias devastadoras" en más de 500 palestinos atendidos en Gaza y que "el 95% de las lesiones de las piernas dejará a la mayoría de los pacientes con discapacidades físicas graves a largo plazo o incluso de por vida".

"Los doctores están recopilando información para poder entender mejor las características de estas heridas. Es una investigación que está en marcha", confirma Elizabeth Gross, coordinadora de proyectos en Gaza para MSF.

El Ejército israelí aseguró que está revisando esta información y que dará una respuesta próximamente.

Alaa Al-Dally era ciclista. Un balazo israelí lo privó de su pierna derecha tras participar de las protestas en Rafah. EFE

Abdul Rahman Noufal, de once años, con una herida de bala en la pierna izquierda, que le produjo una severa hemorragia y fracturas en el hueso, sí consiguió el permiso de Israel para salir por el paso fronterizo de Erez el pasado viernes, y ser trasladado a la ciudad cisjordana de Ramala para un tratamiento.

Sin embargo, sufrió también la imputación de la pierna debido a las graves heridas.

"Los 19 casos fueron los más graves, en los que nos vimos obligados a seccionar; sin embargo, logramos evitarlo en 60 casos en toda la Franja, con operaciones precisas", aclara Abu Sneima.

Uno de los más difíciles, asegura, fue el de Maryam Abu Matar, de 16 años, que finalmente pudo evitar esta intervención pese a las graves fracturas y daños en las venas de un disparo fulminante.

Sobre las complicaciones que han provocado muchos casos de amputaciones, Abu Sneima declara que en ausencia de flujo sanguíneo a la arteria, la única solución ha sido amputar para evitar el deterioro del paciente.

Mohammed Al-Ajorri en su humilde casa dentro del campo de refugiados de Jabaliya. EFE

El portavoz del Ministerio de Salud palestino, Ashraf al Qedra, dijo que 1.650 quedaron heridos de bala en sus extremidades superiores o inferiores y a siete de ellos se les amputaron las dos piernas.

"Desde el 30 de marzo, el Ejército israelí mató a 37 personas, incluidos cuatro menores, y de los heridos de bala, 410 fueron en las extremidades superiores, 19 de ellos amputados, cuatro superiores y 15 inferiores", detalla.

Desde el 30 de marzo, cientos de palestinos han protestado en cinco puntos a lo largo de la frontera entre Gaza e Israel en una gran movilización que se extenderá hasta el 15 de mayo, cuando los palestinos conmemoran el Día de Nakba, la Catástrofe (en árabe) que para ellos supuso la creación del Estado de Israel.

Alaa Al-Dally con su bicicleta. Su pasión de toda la vida. No quiere separarse de ella. EFE

Con motivo del 70 aniversario, diversos sectores sociales y políticos han apoyado estas protestas conocidas como la Gran Marcha del Retorno para reivindicar el derecho de los palestinos refugiados a volver a sus ciudades de origen y el fin de diez años de bloqueo israelí.

"Alertamos de que el Ejército israelí ha utilizado excesivo uso de la violencia, principalmente con el uso de varios tipos de disparos que internacionalmente están prohibidos", denuncia Salah Abdultati, activista palestino y parte de la organización de la Gran Marcha del Retorno.

Fuente: Clarín - Argentina