2018 · 10 · 04 • Fuente: Adri Nieuwhof, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Firma británica JCB coopera con Israel en cometer crímenes de guerra en Palestina

El equipo de la firma británica JCB ha sido utilizado durante años para demoler propiedades palestinas en la ocupada Cisjordania.

Una excavadora JCB, custodiada por las fuerzas de ocupación israelíes, se utiliza para arrancar olivos en tierras privadas palestinas cerca de Nabi Elias en Cisjordania ocupada para construir una carretera para colonos israelíes, 16 de enero de 2017. Foto: Keren Manor, ActiveStills

Las autoridades de ocupación han dado a los residentes de la aldea palestina de Khan al-Ahmar hasta el 1 de octubre para demoler sus propios hogares.

A principios de este mes, el tribunal supremo de Israel dio la aprobación final para destruir la aldea de Cisjordania para dar paso a los asentamientos israelíes.

 

 

Si los residentes no cumplen, se espera que Israel envíe sus excavadoras cualquier día. Es casi seguro que incluirán máquinas fabricadas por la firma británica JCB, cuyo equipo ha sido utilizado durante años para demoler propiedades palestinas en la ocupada Cisjordania.

La destrucción de Khan al-Ahmar es considerada como un crimen de guerra según el derecho internacional, y se advierte a los ejecutivos de JCB que podrían enfrentar una responsabilidad penal por su papel.

En julio pasado, el equipo de JCB fue visto en las aldeas beduinas de Khan al-Ahmar y Abu Nuwwar cerca de Jerusalén Este.

 

 

Activistas de solidaridad británicos con Palestina bloquearon la entrada al centro de distribución de JCB en Derby este mes para protestar por la participación de la compañía en las demoliciones de viviendas palestinas.

La mitad de los casi 200 residentes de Khan al-Ahmar son niños y adolescentes.

La afirmación de JCB de que quiere "ayudar a construir un futuro mejor para nuestros hijos, donde el trabajo duro y la dedicación reciben su justa recompensa" debe ser de un sabor amargo para estos jóvenes.

JCB y Khan al-Ahmar

El 4 de julio, el corresponsal de la BBC, Tom Bateman, tuiteó una foto de las fuerzas israelíes usando una excavadora JCB para despejar el camino para la evacuación forzosa de Khan al-Ahmar.

 

 

Los Abogado por los Derechos de los Palestinos, con sede en Londres, escribieron inmediatamente al ministro de la Oficina de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Alistair Burt, instándole al gobierno a que interviniera y acusando a JCB de participar en la demolición pendiente de Khan al-Ahmar "pudiendo ser una ayuda e instigar un crimen de guerra".

La legisladora del Partido Laborista, Paula Sherriff, planteó el tema en el Parlamento y Burt le aseguró que se llevaría a cabo una investigación sobre el uso de maquinaria JCB en la demolición de Khan al-Ahmar.

Pero los gobiernos europeos tienen una historia de priorizar el comercio con Israel sobre el respeto al derecho internacional, y no tienen antecedentes de imponer costos a Israel ni a las compañías que asisten a sus violaciones.

Los diplomáticos de la Unión Europea han limitado su respuesta a declaraciones desdentadas y visitas simbólicas.

 

 

En agosto, los Abogado por los Derechos de los Palestinos también escribieron a JCB afirmando que "la participación en el proceso de demolición de Khan al-Ahmar puede equivaler a ayudar e instigar el crimen de guerra de transferencia forzosa".

JCB no ha respondido a una invitación del Centro de Recursos de Negocios y Derechos Humanos, un perro guardián de responsabilidad corporativa, para responder a las acusaciones en la mensaje.

Un registro de destrucción.

Hace seis años, el grupo de campaña británico War on Want publicó un informe que detallaba el uso por Israel de las máquinas JCB para destruir hogares, mezquitas y olivos palestinos y para construir asentamientos en Cisjordania, todos los cuales son ilegales según el derecho internacional.

Desde entonces, el uso de máquinas JCB ha sido documentado repetidamente durante las violaciones de los derechos de los palestinos por parte de Israel:

25 de julio de 2018: se usó una excavadora JCB en la demolición de una guardería financiada por la Unión Europea que atendía a decenas de niños y un centro comunitario para mujeres en la aldea de Jabal al-Baba, cerca de Jerusalén oriental, en la ocupada Cisjordania.

4 de julio de 2018: fuerzas israelíes demolieron nueve casas palestinas y tres edificios de granjas en la comunidad de Abu Nuwwar cerca de Jerusalén Este con equipo de JCB, dejando a 62 personas sin hogar.

12 de febrero de 2018: fuerzas israelíes utilizaron una máquina JCB para destruir la casa de Rezeq Abu Nasser, de 58 años, en la aldea de Deir Istiya, al este de Qalqiliya. Los israelíes le comunicaron a Abu Nasser en hebreo que tenía cinco minutos para recoger sus pertenencias, lo cual no era suficiente para salvar sus posesiones. La casa de Abu Rezeq se encuentra en un área de la Cisjordania ocupada que Israel declaró una "reserva natural", una táctica usada durante mucho tiempo para impedir que los palestinos construyan en su propia tierra.

18 de junio de 2017: una foto publicada por The Times of Israel muestra una máquina JCB utilizada en la construcción del asentamiento de Maaleh Amos, en la Cisjordania ocupada.

6 de febrero de 2017: el equipo de JCB se utilizó en la construcción de una carretera de colonos en el poblado ocupado de Cisjordania de Nabi Elias.

16 de enero de 2017: autoridades de ocupación israelíes utilizaron equipos de JCB para arrancar decenas de olivos para la construcción de una carretera de colonos cerca de Qalqiliya.

19 de junio de 2016: fuerzas israelíes demolieron propiedades palestinas en la aldea de Susiya, en la zona de South Hebron Hills de la ocupada Cisjordania, con equipos de JCB y Volvo.

 

 

5 de enero de 2015: se documentó el uso de equipos de JCB para la construcción en el asentamiento de Ariel en Cisjordania.

“Responsabilidad penal”

Los líderes corporativos de JCB no pueden haber dejado de notar el uso de sus productos por parte de Israel en sus violaciones sistemáticas de los derechos de los palestinos.

Como ha explicado Abogado por los Derechos de los Palestinos, la provisión de productos de JCB para uso de Israel en estos y otros actos es contraria a las responsabilidades de derechos humanos que tienen las empresas en virtud de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de las Naciones Unidas y las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales.

Es por eso que los activistas de solidaridad con Palestina han iniciado una campaña en el Reino Unido para responsabilizar a JCB.

Los Abogado por los Derechos de los Palestinos dieron a Anthony Bamford, presidente de JCB, y al director general, Graeme MacDonald, una advertencia justa de que la participación de su firma en la inminente demolición de Khan al-Ahmar podría “incurrir en la responsabilidad penal de las personas dentro de la empresa”.

Acerca del autor: Adri Nieuwhof es un defensor de los derechos humanos con sede en los Países Bajos y es activista contra el apartheid en el Comité de Holanda sobre África del Sur. Twitter: @steketeh

Fuente: British firm JCB helps Israel commit war crimes

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Adri Nieuwhof, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org