2018 · 10 · 05 • Fuente: Ahmad Melhem, Al Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Autor palestino honrado por oda a los niños de Jerusalén

El último trabajo del autor palestino Mahmoud Shukair ha sido reconocido como una de las 100 mejores novelas para niños en todo el mundo, otra victoria en un año excepcional para la literatura palestina.

Varios libros escritos por el autor palestino Mahmoud Shukair se ven en esta foto subida el 6 de febrero de 2016. Facebook / mahmoud.shukair

2018 ha sido un gran año para la literatura palestina, con el autor palestino-jordano Ibrahim Nasrallah ganador del premio literario más importante del mundo árabe, el Premio Internacional de Ficción Árabe, por su novela distópica "The Second War of the Dog" ("La segunda guerra del perro").

En septiembre, la literatura palestina celebró otra victoria cuando la Junta Internacional de Libros para Jóvenes (IBBY) seleccionó la novela "Ana wa-sadiqi wa-al-himar" ("Yo, mi amigo y el burro") del autor palestino Mahmoud Shukair, para su lista de honor de 2018 de las 100 mejores novelas infantiles de todo el mundo. La selección se anunció después del 36° Congreso Internacional de IBBY celebrado en Atenas, Grecia, a principios de septiembre.

Shukair no es por primera vez el ganador de un premio literario. En 2011, fue galardonado con el Premio  Mahmoud Darwish  a la libertad de expresión. También fue preseleccionado para IPAF hace dos años por su novela para adultos, “Praise for the Women of the Family” (“Alabanza para las mujeres de la familia”). Shukair es autor de 45 libros, seis series de televisión y cuatro obras de teatro, algunas de las cuales han sido traducidas al inglés, francés, alemán, chino, mongol y checo. Los libros del autor nacido en Jerusalén se centran principalmente en la lucha de los palestinos con la modernidad, el desplazamiento, la migración y otros cambios traídos a sus vidas por la atmósfera política volátil en el Medio Oriente.

"Yo, mi amigo y el burro" no es diferente. Retoma la historia de un Mohammad al-Salhout, un niño que transporta trigo y cebada en su burro para ganarse la vida. Pero cuando le roban su burro, el niño abandona Palestina para ir a los Estados Unidos. El último capítulo narra su regreso a Jerusalén desde Houston como un exitoso hombre de negocios que recuerda con nostalgia tanto a la vieja Jerusalén como a su burro. La historia está inspirada en la historia de la vida real de uno de los amigos de infancia de Shukair y aunque la toma es realista, el autor juega extensivamente con el simbolismo. Por ejemplo, el tema del burro se repite a lo largo de la vida del protagonista: en los poemas de Mahmoud Darwish, el Día del Burro en México y como el símbolo del Partido Demócrata en los Estados Unidos.

Shukair señaló a Al-Monitor que: "La historia refleja el viaje del niño por el mundo a través de los diferentes capítulos terminando como un exitoso hombre de negocios en los Estados Unidos".

La ciudad de Jerusalén, donde el autor actualmente vive después de pasar un tiempo en Beirut, Ammán y Praga, tiene una presencia real en la novela adolescente, ya que el autor se centra en la joven población árabe de la ciudad, sus aspiraciones, su amor por la aventura y su tristeza.

"Escribir para esta generación es difícil porque el escritor debe entender su perspectiva hacia la vida, los sentimientos, los intereses, los puntos débiles y los límites de su comprensión. Así que es necesario que el escritor estudie a niños y adolescentes reales, para que pueda hablar su idioma", comentó Shukair a Al-Monitor.

Shukair le explicó a Al-Monitor que su historia transmite el mensaje de que "no importa cuán dura y difícil sea la realidad, los obstáculos pueden superarse y el éxito se ha logrado", pero él trató de mantener un toque suave. “Los mensajes no deben ser como sermones, deben ser indirectos. El humor también ayuda a despertar el interés del lector: hace que la historia sea más emocionante y atractiva", agregando que "los mensajes son los que debemos aprender de nuestras experiencias negativas, aferrarnos a nuestra tierra y país, perseverar, no rendirnos si no han hecho daño, respetar la amistad, cooperar con nuestra generación para producir ideas y nuevas experiencias y luchar por los buenos valores para superar el mal".

El Ministerio de Cultura palestino alabó el éxito internacional del libro. "La ficción de Shukair, que fue votada entre las mejores novelas de IBBY a nivel internacional, es un gran logro para Shukair, Palestina y todos sus artistas", lee el comunicado del 11 de septiembre. Expresando la esperanza de que la novela se traduzca a otros idiomas, continuando: "También ayudaría a cerrar las brechas entre la cultura palestina y las culturas mundiales".

La novela fue publicada por primera vez en 2016 por el Tamer Institute for Community Education, un grupo sin fines de lucro fundado en 1989 en Jerusalén para promover la educación y el aprecio cultural entre los niños y los jóvenes. La organización apoya especialmente la literatura infantil y juvenil de autores como Shukair, Ahlam Basharat, Sonia Nimr, Anas Abu Rahma y Huda Al-Shawa.

El director de la organización, Renad Qubbaj, indicó a Al-Monitor: "El instituto está dispuesto a apoyar a los autores con diferentes estilos y hacer que su trabajo esté disponible para niños y jóvenes".

Cuando se le preguntó qué distingue el trabajo de Shukair, Qubbaj explicó que: "La novela es muy fácil y agradable de leer. Con su red de aventuras y tono humorístico, hace que la lectura sea emocionante mientras educa indirectamente. Cuando el escritor desarrolla un personaje que forma un vínculo con el lector, el libro se convierte en un éxito".

Sobre el autor: Ahmad Melhem es un periodista y fotógrafo palestino residente en Ramallah para Al-Watan News. Escribe para varios medios árabes.

Fuente: Palestinian author honored for children's ode to Jerusalem

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Ahmad Melhem, Al Monitor / Traducción: Palestinalibre.org