2018 · 10 · 22 • Fuente: Agencia Europa Press

Jordania se niega a renovar a Israel el alquiler de la fronteriza Isla de la Paz

De acuerdo con el tratado del 94, Israel mantenía propiedad y derechos especiales de viaje sobre una extensión de tierra en Baquora, cerca del mar de Galilea, conocida como Isla de la Paz, en el noroeste de Jordania, así como de la localidad meridional de Ghumar.

El Gobierno de Jordania ha comunicado a Israel que no aceptará una renovación de las tierras fronterizas jordanas conocidas como la Isla de la Paz, una extensión de tierra gestionada por el Gobierno hebreo en virtud de un acuerdo firmado en 1994, que expira dentro de un año exacto, y cuya permanencia el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu quería ampliar otro cuarto de siglo.

De acuerdo con el tratado del 94, Israel mantenía propiedad y derechos especiales de viaje sobre una extensión de tierra en Baquora, cerca del mar de Galilea, conocida como Isla de la Paz, en el noroeste de Jordania, así como de la localidad meridional de Ghumar.

Este mismo sábado, tras su Consejo de Ministros, Netanyahu había declarado su intención de "entrará en negociaciones con Jordania sobre la posibilidad de extender el acuerdo actual".

El monarca jordano, Abdulá, simultáneamente y a través de un comunicado en la agencia oficial del país, ha respondido que eso no va a ocurrir.

"Estamos practicando nuestra plena soberanía en nuestra tierra", ha dicho el rey. "Nuestra prioridad en estas circunstancias regionales es proteger nuestros intereses y hacer lo que sea necesario para Jordania y los jordanos".

El jefe del Consejo Regional Central de Arava, Eyal Bloom, que gestiona las tierras, ha expresado su preocupación por la decisión jordana y ha añadido que "las tierras agrícolas en el enclave de Tzofar son importantes para la seguridad del área, el estado, los medios de vida de los residentes y la agricultura en la zona central de Arava. Esto significaría el colapso de 30 granjas en un área de unos 1,400 dunams (140 hectáreas)".

"Es inaceptable que después de tantos años, se produzca un cambio tan disruptivo", agregó Bloom en comentarios recogidos por el 'Yedioth Aharonoth'.

Bloom ha llamado a Netanyahu para resolver la crisis, diciendo que las tierras en cuestión no solo sirven para la agricultura, sino que también "constituyen una barrera entre las áreas pobladas de Arava y Jordania, y son críticas, debido a su ubicación" , a la seguridad de la región y del estado.

Fuente: Agencia Europa Press