2018 · 12 · 14

Colonos israelíes se establecen de nuevo en colonia desalojada en Cisjordania

Decenas de colonos israelíes se han vuelto a instalar en los terrenos donde se ubicaba el asentamiento judío de Amoná, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, que fue desalojado a principios de 2017 al ser considerado ilegal por las propias autoridades israelíes, informaron hoy medios locales.

Los colonos se instalan en la cima de la colina donde el puesto ilegal de Amona el 13 de diciembre de 2018. (Bezalel Smotrich / Twitter)

Los colonos aprovecharon la oscuridad de la noche de ayer para establecer varias estructuras móviles sobre el monte donde se alzaba la colonia, y argumentaron que compraron la tierra a los habitantes palestinos de la zona, según el digital "Times of Israel".

La comunidad que vivía en Amoná fue evacuada en febrero de 2017 por orden del Tribunal Supremo israelí tras una polémica evacuación de la Policía, que desalojó por la fuerza a colonos residentes y simpatizantes que intentaban impedir la intervención.

Tras su clausura, el área fue declarada como zona militar cerrada por parte del Ejército, y las autoridades israelíes tampoco permitieron durante este tiempo el acceso de los palestinos que reclaman la propiedad de la tierra, informa "Times of Israel".

La incursión de los colonos se produce en pleno repunte de tensión en Cisjordania, donde el Ejército está en alerta tras siete ataques palestinos en los territorios ocupados la última semana, y otra jornada de enfrentamientos hoy entre manifestantes palestinos y fuerzas israelíes, en la que un palestino murió y al menos 49 fueron heridos por fuego israelí, además de otros 75 heridos en Gaza.

La tensión escaló ayer, después de que hubiera tres ataques en menos de 24 horas, en uno de los cuales murieron dos soldados israelíes por disparos de un palestino en una parada de autobuses cerca del asentamiento judío de Guivat Asaf.

Tras estos sucesos, representantes de los colonos en Cisjordania pidieron al Gobierno israelí que tomara represalias, como el cierre de la circulación de palestinos por una de las principales carreteras cisjordanas.

Además, cientos de colonos se concentraron en varios puntos de Cisjordania y delante de la residencia oficial en Jerusalén del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para exigirle acciones más contundentes que frenaran los ataques.

Los alcaldes de los consejos municipales de las colonias israelíes anunciaron hoy que realizarán una huelga el próximo domingo como protesta por la situación, y también se volverán a manifestar delante de la residencia del primer ministro, concretó el digital "Ynet".

Ante la protesta de los colonos, el jefe del Ejecutivo anunció la implementación de medidas punitivas contra los atacantes, como la demolición de sus casas familiares o la revocación de los permisos de salida de Cisjordania de sus parientes.

Además, adelantó que regularizará miles de viviendas en colonias judías de Cisjordania, que fueron construidas, dijo, "en buena fe y cuyo estatus legal no ha sido regulado hasta ahora" por la ley israelí, e informó de que promoverá las zonas industriales de los asentamientos de Beitar Ilit y Avnei Hefetz. 

Fuente: Agencia EFE