2019 · 01 · 17

DCIP: Primera víctima fatal infantil del año a manos del ejército israelí

El primer niño palestino muerto en 2019 a manos del ejército israelí fue golpeado en la cabeza por un proyectil relleno de gases lacrimógenos, durante una protesta en la Franja de Gaza.

Abdel-Raouf Salha, de 13 años, sufrió una lesión mortal cerebral a manos de las fuerzas israelíes el 11 de enero de 2019. (Foto: Cortesía de la familia Salha)

Un niño de trece años del campamento de refugiados de Jabalia murió el 14 de enero después de haber sido gravemente herido por las fuerzas israelíes tres días antes durante las protestas de la "Gran Marcha del Retorno" en el norte de la Franja de Gaza.

Abdel-Raouf Ismail Mohammad Salha fue golpeado en el lado izquierdo de su cabeza por un bote de gas lacrimógeno disparado por Israel que causó una lesión cerebral en la tarde del 11 de enero de 2019. El niño fue declarado muerto a causa de sus heridas el lunes alrededor de las 5 pm en el hospital Shifa de la ciudad de Gaza.

"Las armas de control de multitudes como los botes de gas lacrimógeno pueden convertirse en armas letales cuando se disparan a los niños, especialmente si el punto de impacto está en la cabeza o el torso de un niño", señaló Ayed Abu Eqtaish, director del Programa de Responsabilidad de Defence for Children International - Palestina. "El año pasado, el DCIP documentó tres casos de niños que murieron después de que los botes de gas lacrimógeno disparados por las fuerzas israelíes los golpearan".

Alrededor de las 4 pm del viernes pasado, Abdel-Raouf participaba en una protesta semanal en el área de la colina Abu Safia, al sureste de Beit Hanoun, según los informes preliminares recopilados por el DCIP. Un testigo le informó al DCIP que vio al niño a unos 150 metros (492 pies) de la cerca perimetral con un grupo de otros manifestantes, cuando las fuerzas israelíes en jeeps militares al otro lado de la cerca perimetral dispararon recipientes de gas lacrimógeno al grupo. El testigo vio a Abdel-Raouf colapsar y con una herida que le sangraba desde su cabeza.

Abdel-Raouf fue trasladado primero a la sala de emergencias del hospital de Indonesia, y luego trasladado al hospital de Shifa, donde fue sometido a una cirugía. Los médicos de la unidad de cuidados intensivos en el hospital Shifa señalaron a DCIP que la fuerza del impacto causó una fractura de cráneo y fragmentos de hueso que ingresaron al cerebro del niño. Abdel-Raouf sucumbió a sus lesiones después de tres días de intervenciones médicas fallidas, el 14 de enero.

En 2018, el DCIP verificó independientemente la muerte de 57 niños palestinos a manos de las fuerzas israelíes o colonos en todo el territorio palestino ocupado. Este número incluía 49 muertes infantiles en la Franja de Gaza. Una alta proporción de estos casos, 45, fueron asesinados por las fuerzas israelíes desde el inicio de las protestas de la "Gran Marcha del Retorno" el 30 de marzo de 2018.

En la gran mayoría de estos 57 casos, el DCIP pudo confirmar que los niños no presentaron ninguna amenaza mortal inminente o una lesión grave cuando fueron asesinados por las fuerzas israelíes.

El 11 de enero, el DCIP presentó un informe conjunto a los investigadores de las Naciones Unidas que detallan el asesinato de niños palestinos por parte de las fuerzas israelíes durante las protestas masivas en la Franja de Gaza en 2018. El informe concluye que las fuerzas y los oficiales israelíes son responsables de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y otras graves violaciones contra personas, violaciones del derecho internacional al asesinar a los niños palestinos en la Franja de Gaza.

Fuente original: First Palestinian child fatality of 2019

Fuente: Defence for Children International – Palestina

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org