2019 · 02 · 01

Europa: Las protestas contra la visita del Maccabi Tel Aviv llenan las gradas pese a las prohibiciones

La dirección del Baskonia había prohibido a los aficionados acceder al pabellón con pancartas de más de metro y medio por lo que la imaginación jugó un papel fundamental. La solidaridad con Palestina volvió a estar presente en el encuentro que disputaron Baskonia y el máximo representante deportivo del Estado de Israel.

Lo habían anunciado en la concentración del pasado miércoles y así fue: el partido que enfrentó al Baskonia y al Maccabi de Tel Aviv estuvo marcado por las reivindicaciones dentro y fuera del campo, especialmente dentro. Los colores blancos, verdes, rojos y negros de la bandera palestina se hicieron notar en la grada, especialmente en el sector comandado por Indar Baskonia.

La imaginación superó a las prohibiciones. Y es que, la dirección del club había prohibido a los aficionados acceder al pabellón con pancartas de más de metro y medio, por lo que los seguidores de Indar Baskonia optaron por otra original forma de hacer llegar la solidaridad con el pueblo palestino al pabellón: en un momento del encuentro desplegaron un gran mosaico de letras conformando el lema Palestina Askatu (Libertad para Palestina), letras de metro y medio cada una. Los fuerzas policiales locales habían prohibido previamente la exhibición de lemas o consignas llamando al boicot a Israel.

Y, durante todo el partido, la afición local desplegó banderas palestinas y profirió gritos en favor del pueblo palestino.

Todo esto fue gracias al trabajo conjunto del grupo BDS de Gasteiz, Indar Baskonia, Iraultza 1921 y la comunidad árabe-islámica de Gasteiz, que hace varias semanas comenzaron a preparar las acciones de protesta a raíz de la visita del máximo representante deportivo del Estado de Israel a Gasteiz.

Sin ir más lejos, una hora antes del partido se repartieron banderas de Palestina en los aledaños del campo y también hojas informativas que or un lado informaban sobre los ataques a la libertad de expresión que ha habido en los partidos contra Maccabi en los últimos 10 años y por el otro llevaban el lema Freedom For Plaestine.

Un día antes, el miércoles, decenas de personas se concentraron en el centro de Gasteiz bajo el lema Maccabi Non Grato. Israeli Boikot. En dicha concentración también quisieron mostrar su apoyo a toda la plantilla de la empresa CAF ya que el Comité de Empresa de la planta de Beasain (Gipuzkoa) ha instado a la dirección de la compañía a renunciar al proceso de licitación para la construcción de una nueva línea del tranvía de Jerusalén, “que expropiará tierras palestinas garantizando la continuidad del territorio a esas colonias ilegales”.

El boicot a Israel, un derecho legítimo

Los precedentes al partido no eran los más apropiados. En otras ocasiones, activistas del movimiento BDS han sufrido todo tipo de represión en forma de multas, imputando incluso a alguno de sus miembros. “En alguna ocasión nos han golpeado por denunciar al Maccabi y a Israel”. Han tenido incluso prohíbido meter en el campo globos con la bandera palestina, repartir octavillas informativas fuera del campo… “Las dos veces que hemos saltado al campo hemos sido denunciados y multados. Curiosamente, según a sentencia, el delito no ha sido saltar sino hacerlo con una bandera palestina”.

El pasado 25 de enero, viernes, el grupo municipal de EH Bildu Gasteiz llevó al Consistorio Local una propuesta de acuerdo en nombre de Indar Baskonia, Iraultza 1921, el grupo BDS de Gasteiz y la comunidad árabe-islámica de Gasteiz. En dicha moción, un compañero del grupo BDS tomó la palabra para explicar la propuesta que no salió adelante por los votos en contra de PP, PSE y PNV.

Imágenes de la concentración del pasado miércoles

Fuente: Hala Bedi, Kaos en la Red