2019 · 03 · 05

Salón de bodas palestino conserva tesoros de su pasado cinematográfico

Pósters de películas clásicas adornan el piso superior del salón de bodas de Abdel-Rahim Hanoun, restos de la vida anterior del edificio como uno de los pocos cines en Cisjordania.

Un trabajador palestino se sienta en un asiento en un antiguo cine que se convirtió en un salón de bodas, en Tulkarm, en la Cisjordania ocupada por Israel el 27 de febrero de 2019. Foto tomada el 27 de febrero de 2019. REUTERS / Raneen Sawafta

El padre de Hanoun construyó el cine en 1965 en la ciudad palestina de Tulkarm, dos años antes de que Cisjordania fuera capturada por Israel.

El teatro cerró tras un levantamiento palestino contra la ocupación israelí en 1987 y volvió a abrir temporalmente en 1994 con la firma de un acuerdo de paz interino.

Hanoun, de 60 años, convirtió el lugar en el Al-Andalus Cine y Salón de Bodas, manteniendo proyectores en desuso y rollos de película en el último piso, donde los invitados pueden verlos.

Los pósters están pintados con los nombres en hebreo de películas indias y chinas. Hanoun solía comprar filmes extranjeros a Israel y cintas árabes a Jordania.

“Como el cine fue uno de los primeros en Cisjordania, fui el primero en tener un salón de bodas donde la gente tuviera sus fiestas”, dijo Hanoun. “Hay mucha gente que nunca vio una película dentro de un cine y algunos anhelan los viejos tiempos”.

Actualmente hay cuatro cines en Cisjordania.

“Espero poder operar un cine de nuevo, pero no lo puedo afrontar financieramente en este momento”, contó Hanoun.

Reporte de Nidal Almughrabi y Ali Sawafta. Editado en español por Lucila Sigal

Fuente: Agencia Reuters