2019 · 06 · 06

El plan de paz de EE.UU. no termina de arrancar

Dudas, demoras y críticas al “acuerdo del siglo” para Medio Oriente. Ante trascendidos de que el plan de Trump y Kushner no respaldará la idea de dos estados, Palestina hizo saber que no apoyará la iniciativa.

Jared Kushner, el yerno de Donald Trump, autor principal del “acuerdo del siglo”. Imagen: AFP

Jared Kushner, el yerno de Donald Trump, ha sugerido que los palestinos no están listos para gobernarse a sí mismos y no pueden esperar la libertad de la interferencia militar israelí, frustrando la idea de que el próximo plan de paz de los Estados Unidos respaldará una solución de dos estados.

Los comentarios de Kushner se producen pocas semanas antes de que Estados Unidos revele el acuerdo de paz llamado “acuerdo del siglo” en una conferencia económica en Bahrein. Kushner había insinuado antes que el plan podría no incluir un estado palestino independiente, que ha sido una demanda palestina clave y la solución aceptada durante mucho tiempo a la crisis que duró décadas. “La esperanza es que con el tiempo puedan llegar a ser capaces de gobernar”, dijo Kushner al sitio web estadounidense Axios cuando se le preguntó si creía que los palestinos podrían manejar sus propios asuntos sin la interferencia de Israel.

Añadió que “Palestina necesita tener un sistema judicial justo ... libertad de prensa, libertad de expresión, tolerancia para todas las religiones” antes de que pueda convertirse en un lugar “atractivo para las inversiones”.

Kushner también dijo que pensaba que era “una meta alta” cuando se le preguntó si los palestinos podían esperar la libertad de cualquier supervisión gubernamental o militar israelí. “Si no se tiene una estructura de gobierno adecuada y una seguridad adecuada cuando la gente vive con  terror, eso perjudica a los palestinos”, agregó.

Los esfuerzos del plan de paz han estado signados por el desastre. El año pasado, los palestinos cortaron relaciones diplomáticas con Estados Unidos después de que Trump trasladara su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo a la ciudad en disputa como la capital de ese país.

Trump también recortó todos los fondos a la agencia de refugiados palestinos de la ONU, causando un déficit presupuestario devastador y provocando un alboroto adicional. A pesar de esto, Trump y su yerno han seguido adelante con la redacción del acuerdo que se suponía que se daría  a conocer en una conferencia de paz económica en Manama, Bahrein, del 25 al 26 de junio. Hasta ahora no ha habido confirmación de que asistirán israelíes o palestinos.

Los palestinos, por su parte, ya han rechazado el plan antes de leerlo porque probablemente sea demasiado pro israelí. La revelación también se puede posponer, ya que Israel se está preparando para las elecciones anticipadas en septiembre, luego de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no pudiera formar un gobierno, a pesar de haber sido reelecto hace dos meses. El domingo, Trump arremetió, diciendo que Israel tenía que “actuar aceptablemente”, ya que la situación política estaba “todo desordenada”. “No estamos contentos con eso”, agregó, antes de prepararse para volar a Europa.

La propia administración de Trump ha planteado dudas sobre el plan de paz. En una grabación filtrada publicada por el diario The Washington Post, el secretario de estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aparentemente le dijo a un grupo de líderes judíos en Nueva York que el plan retrasado durante mucho tiempo  puede “no ganar fuerza”.

Cuando se le preguntó acerca de la filtración, Trump respondió: “Creo que tenemos una buena oportunidad, pero veremos qué pasa”. Los medios palestinos, mientras tanto, continúan rechazando el plan.

Abd-al-Majeed Suwaylem, escribió en el periódico pro-Fatah Al-Ayyam que la única victoria que tendrá la administración de Trump es “mantener a toda la región ocupada y engañada”. Yahya Rabah agregó en el periódico Al-Hayat al-Jadidah, propiedad de la Autoridad Palestina, que la conferencia económica de Bahrein “está basada en mentiras”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para PáginaI12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Fuente: Bel Trew, Página 12 - Argentina