2019 · 07 · 02

Kuirs con Palestina y BDS en el Orgullo Crítico madrileño

El Estado israelí, a través de la estrategia de pinkwashing, instrumentaliza la lucha de las personas disidentes de género y sexualidad, y se vende como el único lugar LGTB-friendly de Oriente

Hoy, 28 de junio, estamos participando desde la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones, BDS al Estado de Israel, en el Orgullo Crítico 2019 de Madrid para decir no al pinkwashing israelí y para apoyar a la comunidad LGTBQIA+ palestina que sigue resistiendo a la ocupación, la colonización y el apartheid israelíes.

Manifestación del Orgullo Crítico 2019 en Madrid.

El Estado israelí, a través de la estrategia de pinkwashing, instrumentaliza la lucha de las personas disidentes de género y sexualidad, y se vende como el único lugar LGTB-friendly de Oriente. A través del pinkwashing, el Estado de Israel oculta las sistemáticas violaciones de derechos humanos de les palestines, incluidos los de les palestines LGTBQIA+, porque la prioridad son sus políticas supremacistas y de apartheid. Por esta razón, los colectivos queer palestinos trabajan cada día para desmantelar el pinkwashing y poner fin al sistema colonial y de apartheid israelí.

En este año hemos asistido con Eurovisión al intento de pinkwashing israelí más significativo de los últimos años. Pero siguiendo la petición de nuestres compañeres queer palestines, más de cien colectivos queer de todo el mundo, 27 del Estado español, hemos pedido el boicot a Eurovisión y, un año más, el boicot al Orgullo de Tel Aviv. Gracias a la campaña de BDS, Eurovisión en Tel Aviv se convirtió en un fracaso político y diplomático. Vamos a seguir denunciando cada vez que el Estado de Israel intente tapar bajo un manto rosa su sistema de apartheid, colonización y limpieza étnica.

En este Orgullo Crítico queremos recordar que el capitalismo, el patriarcado, el cisheterosexismo, el colonialismo y la islamofobia van unidos de la mano. Se han convertido en la cara de una misma moneda de la construcción del fenómeno global del homonacionalismo. Por ello, es necesario estar hoy aquí reivindicando un Orgullo crítico y solidario, que luche de manera transversal contra un sistema LGTBIQfóbico, cisheteropatriarcal, capitalista, colonial y racista.

En 2005 la población civil palestina hizo un llamamiento de solidaridad internacional para pedir el apoyo a la campaña de BDS, que exige el cumplimiento de los Derechos Humanos palestinos. En concreto: (i) El fin de la ocupación y la colonización de las tierras palestinas y el desmantelamiento del Muro de Apartheid; (ii) la igualdad de derechos de la ciudadanía árabe-palestina de Israel; y (iii) derecho al retorno de las personas palestinas refugiadas.

Por último aprovechamos también el día de hoy para hacer un llamamiento antirrepresivo para pedir justicia. Le exigimos al Estado español que no criminalice la solidaridad palestina. Por ello queremos dar nuestro apoyo en el Orgullo Crítico a les compañeres de BDS País Valencià y de BDS Catalunya, imputades por defender los Derechos Humanos pidiendo coherencia al Rototom. Al grupo de BDS Cádiz, que también está sufriendo opresión política por acciones de solidaridad. Y a Nines Maestro y otras compañeras, que son acusadas de financiación del terrorismo por recoger ayuda económica para el pueblo palestino.

Queremos acabar recordando que la defensa de la campaña de BDS implica también defender desde los feminismos descoloniales y las disidencias sexuales, de género y de cuerpos, que rompa con el sistema binario sexo-género y contra el régimen del cisheterosexismo. Así que terminamos diciendo desde el Orgullo Crítico:

¡Boicot al Estado de Israel! ¡Boicot al pinkwashing!
¡Viva la lucha LGTBIQ+ palestina!