2019 · 07 · 21

Palestina pide a CPI investigar amenazas israelíes de demolición en Jerusalén Oriental ocupada

Palestina, nuevamente ha solicitado a la Corte Penal Internacional – CPI, investigar la demolición de viviendas palestinas en Jerusalén ocupada, hecho que claramente y según los Convenios de Ginebra, constituye un crimen lesa humanidad. Sin embargo, EEUU siempre ha bloqueado toda investigación y el cumplimiento de las resoluciones de la ONU, del Consejo de Seguridad y los dictámenes de la Corte de Justicia de La Haya.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Palestina pidió hoy a la Corte Penal Internacional (CPI) investigar las amenazas de Israel de demoler casas en la localidad de Sur Baher, en Jerusalén Oriental.

La CPI debe emprender una investigación oficial sobre "delitos de demolición de casas", indicó el ministerio.

El ministerio también condenó el fallo del tribunal superior israelí contra la apelación presentada por los residentes palestinos que enfrentan la demolición y el desplazamiento.

La decisión del tribunal israelí "demuestra que el poder judicial israelíes es parte de la mentalidad colonial de Israel y no tiene nada que ver con la ley, sino que protege a los ocupantes y encubre sus violaciones y crímenes", añadió.

Sin embargo, las autoridades israelíes afirman que los diez edificios en Jerusalén Oriental, hogar de unas 70 familias palestinas, fueron construidos sin los permisos necesarios.

De acuerdo con informes de la ONU, cada año se suman entre 20.000 y 25.000 colonos judíos a la población en los asentamientos de Cisjordania.

Los palestinos desean que Jerusalén Oriental sea la capital de su futuro Estado independiente, pero Israel quiere todo Jerusalén como su eterna capital.

Israel se anexó Jerusalén Oriental en la guerra de 1967 y declaró toda la ciudad como su eterna capital indivisible en 1980, algo nunca reconocido por la comunidad internacional

Fuente: Agencia Xinhua