2019 · 08 · 12

Grave empeoramiento de las condiciones de los presos palestinos

Las medidas punitivas de Israel están deteriorando aún más la situación de los palestinos en cárceles israelíes

Soldados israelíes deteniendo a un niño palestino de 7 años

Qadri Abu Bakr, presidente de la Comisión Palestina de Asuntos de Detenidos y de Exprisioneros Palestinos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha denunciado que la situación dentro de las cárceles israelíes se está deteriorando rápidamente debido a las medidas punitivas aplicadas por las fuerzas especiales israelíes.

Seis prisioneros iniciaron el pasado martes una huelga de hambre abierta en protesta por su continua detención sin cargos ni juicio (administrativa) y su represión en la cárcel israelí de Ofer, sita en las cercanías de Ramalá, en la ocupada Cisjordania.

Por otro lado, unos 40 prisioneros en la prisión israelí de Al-Naqab comenzaron el pasado 5 de agosto otra huelga de hambre en apoyo a los palestinos encarcelados en Ofer que están sujetos a las medidas punitivas ilegales y para protestar por la continua detención administrativa, ha informado HispaTV.

La agencia de noticias palestina Safa informó del fracaso de una reunión celebrada entre el servicio de prisiones israelí y representantes de los prisioneros de Ofer fracasó porque las autoridades israelíes se negaron a levantar las medidas punitivas impuestas a los encarcelados y restaurar las condiciones anteriores a la represión. Las autoridades de la cárcel se negaron a sacar a los prisioneros aislados del confinamiento solitario y a devolver a otros que fueron transferidos arbitrariamente a Ofer.

A principios de 2019, más de 100 prisioneros palestinos resultaron heridos debido a las duras medidas tomadas en su contra por las fuerzas israelíes.

El número de prisioneros palestinos en las cárceles israelíes asciende a unos 5.700, de los cuales 1200 están en la prisión de Ofer. Unos 500 están en situación de “detención administrativa”, una modalidad legal que permite encarcelar a palestinos sin cargos ni juicio por periodos de hasta seis meses, prorrogables un número de veces ilimitado.

El pasado enero, el ministro de seguridad pública del régimen de Israel, Guilad Erdán, anunció nuevas medidas para las cárceles israelíes de prisioneros palestinos, lo que empeoraría la condición de estos presos.

A pesar de que varias organizaciones pro derechos humanos han denunciado los malos tratos en las prisiones israelíes, en especial en el caso de menores de edad, no se ha producido ningún cambio en la política de Israel y los encarcelados siguen siendo víctimas de torturas.

Fuente: José Antonio Gómez, Diario16 - España