2019 · 09 · 04

La UER sancionará a Islandia por las banderas de Palestina que Hatari mostró en Eurovisión

Hatari acudió a la gala de Tel Aviv y, durante la emisión, ondearon banderas de Palestina, actitud que molestó a la organización por sus connotaciones políticas.

Hatari muestran las banderas de Palestina en la gala de Eurovision en Tel Aviv

La final de Eurovisión fue muy medida por la organización israelí para evitar cualquier tipo de alusión política o boicot al concurso. Sin embargo, el control no fue suficiente ya que los artistas que acudieron al festival ejercieron su libertad de expresión en varias ocasiones: durante la actuación de Madonna, invitada especial de la noche, dos bailarines juntaron las banderas de Israel y Palestina; y durante las votaciones, los miembros del grupo Hatari, representantes de Islandia, alzaron banderas palestinas.

El gesto de los representantes de Islandia fue muy polémico: para muchos fue un valiente acto reivindicativo, pero en plató recibieron pitidos y abucheos del público, y fueron increpados por miembros de seguridad que intentaron quitarles las banderas que llevaban. El suceso no ha quedado como algo anecdótico, y es que la UER (Unión Europea de Radiodifusión) no ha consentido ese comportamiento: "Eurovisión no es un evento político y esto contradice las reglas del concurso", y han estudiado sancionar a Islandia por lo ocurrido durante meses.

Los rumores de una posible multa se han confirmado, ya que Rúnar Freyr Gíslason, jefe de prensa de la delegación de Islandia, ha estado presente en las reuniones del Grupo de Referencia de Eurovisión y la UER, y ha desvelado que habrá una sanción para el país, pero no será una cantidad elevada y no pondrá en peligro la participación de Islanda en futuras ediciones del festival.

El compromiso social de Hatari

Los componentes de Hatari han confesado su disconformidad con que el festival se celebrase en Israel: "Eurovision es algo muy bonito que se fundamenta en el sentimiento de unidad y en la paz y ahora se celebra en un país marcado por la ruptura y el conflicto". El grupo participaba con la canción "Hatria mun sigra" ("El odio prevalecerá"), cuya letra habla del poder y la impotencia, del triunfo del odio sobre el amor, y confesaron que tiene que ver con el contexto de Europa y del festival en Tel Aviv. "No podemos ignorar lo que ocurre en este país (Israel) y queríamos hacer esto para recordárselo a la gente", comentaron tras su paso por el concurso.

Fuente: FórmulaTV