2019 · 10 · 18 • Palestine Monitor - Palestinalibre.org

Despojados de su infancia: cómo los niños palestinos enfrentan el trauma bajo la ocupación militar

Ya sea por una incursión nocturna, detención, interrogatorio coercitivo, registros o desplazamientos, los niños palestinos que viven bajo ocupación sufren acoso físico y emocional a diario, cicatrices psicológicas que durarán toda la vida.

Un niño palestino yace inmovilizado con las manos esposadas, sin dormir y paralizado por el miedo, en el piso de un jeep militar israelí, mientras un oficial le grita insultos sobre la madre del pequeño. Ni siquiera tuvo la oportunidad de despedirse de su familia, ya que fue arrancado de la comodidad de sus sábanas en medio de la noche, robándole para siempre la sensación de seguridad en su propia casa.

Estas son algunas de las condiciones descritas a los abogados del Consejo de Defensa para Niños por niños palestinos de apenas doce años detenidos por funcionarios israelíes.

Ya sea por una incursión nocturna, detención, interrogatorio coercitivo, registros o desplazamientos, los niños palestinos que viven bajo ocupación sufren acoso físico y mental a diario, cicatrices psicológicas que durarán toda la vida.

Zoughbi Alzoughbi, fundador y director de Wi'am: El Centro de Transformación de Conflictos de Palestina, enfatizó que el trauma en los niños palestinos no puede denotarse como trastorno de estrés postraumático porque es 'complejo' y 'multicapa', algo que se puede enfrentar, pero no curarlo.

“Cualquier cosa puede ser desencadenante para un niño y causar retrocesos; escuchar pisadas de botas, un perro ladrando, el sonido de un avión, un portazo, etc. son rehenes del trauma y el miedo aquí”, explicó Alzoughbi.

Según Wi'am, hay cuatro tipos de trauma; colectivo, intergeneracional, familiar e individual. Incluso las dificultades y el estrés de los padres o abuelos pueden infligirse a los niños, lo que posteriormente afecta su salud mental.

“Descubrimos que, si bien podría ser que el niño sufre de síntomas postraumáticos, el trauma continúa. Cuando regresan a su entorno, todavía están sujetos a hostigamiento y factores desencadenantes”, señaló a Palestine Monitor, Dima Tadros, Coordinadora de Relaciones Públicas en el Centro de Asesoramiento de Palestina (PCC).

El PCC ha observado que los niños que sufren algún tipo de trauma psicológico exhiben comportamientos como orinarse en la cama, morderse las uñas, ansiedad, depresión, comportamiento violento y errático, un cambio en sus hábitos alimenticios, problemas para ir al baño, además de una pérdida de motivación en la escuela.

El PCC también identifica la firmeza o resistencia, como un signo de salud mental.

"En este caso, no aceptan la situación antinatural de la ocupación, se sienten luchadores por la libertad, que es un mecanismo de defensa para los niños", afirmó Tadros.

Los palestinos que viven en Cisjordania están sujetos a la ley militar israelí y pueden ser juzgados en los tribunales a la edad de doce años. El tribunal tiene una tasa de condena del 99,9 por ciento y un niño puede recibir hasta 20 años de prisión por solo tirar una piedra.

El Consejo de Defensa para Niños Palestina (DCIP) informa que la mayor parte del abuso físico ocurre durante la fase de transporte del niño al centro de detención, ya que no está permitido durante el interrogatorio.

“Todo es un juego estratégico y psicológico. Ellos (los israelíes) aprovechan el trauma para su ventaja, de modo que cuando llegas al interrogatorio estás exhausto y pueden simplemente exprimirte como un limón", explicó Hasan Faraj, psicólogo clínico del PCC.

El DCIP también informa casos de niños recluidos en régimen de aislamiento durante un máximo de 30 días como una forma de obtener una confesión, ilegal según el derecho internacional.

Una cultura social patriarcal ha seguido glorificando a los niños que regresan de la prisión como héroes, lo que les dificulta procesar sus sentimientos negativos.

El arresto domiciliario también es un momento en el que los niños detenidos están psicológicamente traumatizados. Si bien esto es principalmente exclusivo de los casos en Jerusalén Este, las familias pagarán grandes sumas de dinero para asegurarse de que su hijo pueda quedarse en casa en lugar de cumplir toda su condena en una prisión.

Durante este período, la relación familiar puede verse severamente tensa. Los padres deben vigilar al niño las 24 horas del día, los 7 días de la semana por temor a que si salen de la casa vuelvan a ser detenidos.

"Pierden la imagen del padre como protector y los ven como guardianes de la prisión", señaló Faraj Palestine Monitor.

“No tienen nada que hacer, se pierde la sensación del tiempo. La mayoría se duerme a las cinco o seis de la mañana cuando todos están fuera de la casa, se sienten más seguros de esta manera y solo quieren matar el tiempo”, continuó Faraj.

Además, los niños experimentan una gran cantidad de ansiedad y aburrimiento mientras están confinados dentro de la casa.

"Hay una gran sensación de envidia de que el resto de la familia puede irse y él o ella no pueden, en comparación con una prisión real, al menos hay una sensación de camaradería porque todos están atrapados juntos", declaró un representante de The PCC.

El PCC también descubrió que los niños que han sido detenidos experimentan frecuentes retrocesos, en muchos de estos casos se ha informado que los niños se cuentan a sí mismos por la noche como un guardia de prisión. Además, estos niños se dedican al abuso de sustancias desde una edad temprana, principalmente fumar.

Sin embargo, lo más notorio es una sensación de desconfianza y miedo dentro de toda la comunidad. 

“Los funcionarios israelíes suelen incentivar y sobornar a los niños para delatar a amigos y familiares. Para los niños que no tienen nada, son vulnerables a estas cosas”, indicó Alzoughbi a Palestine Monitor.

El PCC considera que los niños a menudo se resisten a hablar con profesionales de la salud mental porque no confían en el sistema, sienten que no ha podido protegerlos. 

La comunidad se encuentra en un estado constante de "hiper excitación y vigilancia", afirma Tadros, que empuja a los niños a un aislamiento social más profundo.

“Los niños también pueden estar sujetos a una sentencia suspendida en la cual, después de salir de prisión, son puestos en libertad condicional por un año y pueden ser arrestados nuevamente en cualquier momento. Esto es problemático porque muchos viven en zonas de fricción, es decir, cerca de asentamientos y donde hay enfrentamientos frecuentes, por lo que muchos evitan salir de su casa por completo ", dijo un representante del DCIP a Palestine Monitor.

Tanto el PCC como Wi'am emplean técnicas para aconsejar a los niños en entornos grupales que canalizan las emociones de los niños a través de salidas positivas, como excursiones, proyectos de arte y representaciones teatrales.

"Encontramos que la intervención en un entorno clínico causa más ansiedad para el niño y es más efectivo conectarlos con el entorno y la naturaleza, en un entorno abierto, intervención indirecta", explicó Tadros.

Tadros manifiesta que, aunque todavía hay un estigma en torno a la salud mental en la comunidad palestina, un número cada vez mayor de padres, niños y adolescentes buscan asesoramiento.

"El trauma de la ocupación en Palestina en sí mismo es una situación muy singular en la que el diagnóstico y los criterios tradicionales no se aplican... Nos enfrentamos a factores desencadenantes en todas partes, solo el tráfico creado por el checkpoint de Qalandia (Puesto de control militar israelí), por ejemplo, usted pierde tres horas de tu día, estás rodeado de muros de separación, la gente se enoja unos con otros, todo es impredecible”, afirmó Tadros.

Mantener una sensación de normalidad es clave para lidiar con el trauma.

"Todo debe trabajar en conjunto desde el nivel comunitario, la familia, la red organizativa y las políticas en un nivel sistemático ... el trauma psicológico aquí es mucho más grande que el individuo, este trauma colectivo afecta a todo el tejido social de Palestina", concluyó Tadros.

Fuente Original: Robbed of their childhood; how Palestinian kids cope with trauma under occupation

Fuente: K.Künzl, Palestine Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Palestine Monitor - Palestinalibre.org